Las aplicaciones han llegado a todos lados, han desbancado a tiendas físicas, empresas con sede, incluso a personas de sus puestos de trabajo. Pero también muchas herramientas de la ofimática, programas que utilizamos en el ordenador, tienen su versión para móvil: independientemente de si tenemos un iPhone y utilizamos el sistema iOS o de si tenemos un Smartphone y utilizamos el sistema Android. Hay aplicaciones para móviles de, prácticamente, casi todo: y cada vez aparecen más apps para descargar que intentan suplir alguna necesidad que podamos tener en nuestro día a día. Aquí tenemos algunos ejemplos de aplicaciones que han pasado a ser la versión móvil de muchas utilidades.

Office: el paquete Office es un clásico que todos tenemos instalado en nuestro ordenador. Este paquete nos ofrece herramientas muy necesarias tanto a nivel personal como profesional: Word, para escribir documentos; Excel para hacer números; Power Point, para crear presentaciones, One Note para crear notas; y Outlook, como correo electrónico. Pero Office se ha adaptado a los tiempos y es un claro ejemplo de ofimática para móvil: podemos disfrutar de todos programas a través de aplicaciones para móviles. Si queremos crear un documento Word como lo hemos hecho toda la vida, ya no necesitaremos encender el ordenador: podremos hacer nuestro documento a través de la app Word, y crear, editar, ver y compartir archivos de forma rápida y fácil. Lo mismo con el resto de programas del paquete Office.

Inversión: a pesar de que este no es un ejemplo relacionado con la ofimática, sí deja ver como las aplicaciones para móvil han cambiado el mundo, desde el uso del ordenador; pues muchas tareas que antes necesitaban de ordenador para llevarse a cabo ahora se pueden hacer con el móvil utilizando aplicaciones, hasta empresas y el día a día de las personas. Las apps también han llegado al mundo de las inversiones: ahora ya no hace falta ser un experto para poder realizar operaciones con los instrumentos financieros, ni acudir a un banco o un bróker para hacerlo. Gracias a las apps, se puede invertir en el mercado financiero desde el móvil: cuando, donde y como queramos. Para hacerlo, necesitaremos descargar, por ejemplo, una app para invertir en Forex o en otros instrumentos. Lo único que tendremos que hacer es asegurarnos de que esta app está regulada y pertenece a un organismo o empresa segura. Para hacerlo, solo tendrás que leer los comentarios de otros usuarios que han utilizado la app que descargues.

Juegos: los juegos de mesa siguen teniendo su encanto, y los de ordenador o los de la típica consola de cuando éramos pequeños también. Pero los juegos también han llegado a las aplicaciones, y ahora hay miles de juegos que han lanzado su versión para app: y muchos de ellos pueden ser descargados de forma gratuita, la mayor ventaja frente a los juegos más tradicionales. También hay juegos que se han creado para app y no tiene versión tradicional o de ordenador. Sin duda, un mundo con muchas opciones.

Deja una respuesta

avatar
  Suscribirse  
Notificarme las