Un nuevo sabor de Ubuntu dirigido a usuarios chinos que está apoyado por China con el fin de implantarlo como sistema operativo nacional nada menos.

Se llamara Ubuntu Kylin.

La noticia puede leerse a estas horas en muchos sitios, pues ha trascendido del ámbito linuxero para convertirse en noticia tecnológica estándar, ya que las implicaciones de China apostando por un sistema GNU/Linux como Ubuntu puede traer interesantes consecuencias en un futuro, siendo como es, el mercado más grande del planeta.

La primera versión de Ubuntu Kylin se basa en Ubuntu 13.04, y está siendo desarrollada por Canonical y el Centro Chino para la Promoción del Software y los Chips Integrados (CSIP), un organismo oficial cuyos planes para con el sistema abarcan PC y dispositivos móviles, todo envuelto bajo el manto de Unity. 

A pesar de estar dirigida a China, hay una sorpresa en Ubuntu Kylin que puede gustar a todos.

El 25 de abril veremos los acontecimientos con la aparición de este nuevo sabor. 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí