kaliOs hablé el otro día sobre mi experiencia con Manjaro y sobre si debía recomendarla o no. Parte de esa decisión estribaba en su modelo de desarrollo, en la que las versiones no son versiones y vives en una actualización continua, de forma opuesta a lo que viene siendo las point release o lanzamientos puntuales como Ubuntu, Debian o Fedora. Para algunas cosas, tiene grandes ventajas y para otras no, como todo. De ahí que el cambio de modelo de desarrollo de Kali Linux a rolling release no sea una noticia menor.

Una de las distros más conocidas en la auditoría de redes wifi, junto con Wifislax, se pasa por tanto a un modelo en el que prima la actualización constante frente a la estabilidad, y en este caso es una decisión muy correcta. Para una distro acostumbrada a lidiar con controladores wifi de todo tipo, adoptar un modelo rolling le permite estar a la última con mayor facilidad que mantener una distribución lanzada en versión estable a la que añadirle cada poco los dichos controladores.

De este modo, Kali Linux 2.0 pasa a basarse en Debian Testing. Para los que no lo sepáis (cosa rara) Testing es la rama de pruebas de Debian para la siguiente versión de la distro. Algunas características acaban llegando a estable y otras muchas se van acumulando procedentes de Sid (la rama más inestable) hasta que configuran por si mismas una nueva versión estable a base de congelar y parchear dichos paquetes y características. De este modo, la rama Testing (de la que se nutren, entre otras, Ubuntu) es una especie de rolling release. No es completa como Arch o Manjaro, puesto que cada vez que Debian entra en fase de congelación, se paran las actualizaciones de Sid hasta que se libera la versión nueva, pero es una de las formas más sencillas de probar y tener una distro rolling release basada en paquetes .deb.

Así, Kali Linux se basará en Debian 8 portando paquetes de Testing y añadirá un sistema de alertas de actualización (supongo que semejantes a otras distros como el que posee Manjaro y estoy probando) para controlar mejor las herramientas propias de seguridad conforme se produzcan.

Por lo tanto, con una distro llena de escritorios (Gnome 3 por defecto, pero cuenta con imágenes de KDE, XCFE, Mate, e17, i3 o LXDE) y una mayor puesta al día continua, Kali Linux quiere hacerse un hueco como herramienta necesaria para el usuario que quiera controlar su wifi (aunque todo el mundo sepa que estas distros suelen usarse con otros fines, os recuerdo que estos son ilegales).

Y si queréis más info, aquí tenéis las notas oficiales de la actualización. Incluso añaden un pequeño tutorial para pasar de la versión anterior a esta. Sin duda, unos desarrolladores muy atentos con la comunidad.

1
Deja una respuesta

avatar
1 Hilos de comentario
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
Bitacoras.com Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
Los más recientes Los más antiguos Más votados
Notificarme las
trackback

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Os hablé el otro día sobre mi experiencia con Manjaro y sobre si debía recomendarla o no. Parte de esa decisión estribaba en su modelo de desarrollo, en la que las versiones no son versiones y vives en una actualización …