libreoffice5Hace unos días se publicaba la versión 4.4.5 de LibreOffice, pero la gente de The Document Foundation no trabaja solo en parches y actualizaciones, si no que estaba preparando la nueva versión mayor de la suite ofimática libre por excelencia. Y la versión 5 es redonda por dos razones, ya que además se van a cumplir 5 años desde el inicio del fork que dividió al software libre y conmovió a Spielberg, un fork de OpenOffice que en contra de lo que parecía en aquel momento, ha resultado de lo más provechoso, ya que LibreOffice ha supuesto una velocidad en actualizaciones y novedades muy importante.

Sin ir más lejos, aunque desde el fork LibreOffice compartió numeración con OpenOffice, por lo que este sería el tercero y no el quinto lanzamiento mayor (y es el décimo de toda la lista desde LibreOffice 3.3), en la breve pero intensa historia de LibreOffice se han dedicado a pulir el código existente (las estimaciones hablan de una eliminación del 50% del código legado que se sabía inútil) y llevado la premisa de poco código pero altamente eficiente y bien construido a unos índices asombrosos no solo en la esfera del software libre, si no también para los privativos, destacando que la densidad de errores en el código el año pasado era de 0’07% y este han conseguido bajarla a menos del 0’001% por cada 1000 líneas de código. Y se llevan resueltos 25000 bugs. Toda una demostración de buen hacer en programación.

Además pueden presumir de base de usuarios instalada de unos 80 millones en todo el mundo, cifra estimada de las peticiones de actualización, de entre los cuales se destacan administraciones públicas de Europa y Sudamérica.

Y hablando de la versión que nos corresponde, la nueva LibreOffice 5 viene con una nueva estética de botones (con la colaboración especial de los creadores del tema oficial de plasma 5, Breeze), mejoras en el soporte de formatos privativos como los de Microsoft Office o Apple iWork, mejoras en Calc (adopción de fórmulas complejas, nuevas funciones, formato condicional, recorte de la imagen, tabla de direccionamiento…), mejoras de rendimiento general y además será la base en la que se sustenten los clientes móviles de Android y Ubuntu Touch, así como la versión en la nube de la misma.

Además el cambio de ciclo de numeración incluye un cambio en los objetivos a cumplir por el desarrollo de LibreOffice. En palabras de Michael Meeks, director en The Document Foundation y desarrollador líder de LibreOffice: “Desde 2010, hemos pasado por tres ciclos diferentes de desarrollo: La familia 3.x se centró en limpiar el código de las partes obsoletas; la familia 4.x en hacer la suite más ágil; y la familia 5.x se centrará en hacerla más inteligente, también en términos de interfaz de usuario.” Cumplen así una vieja reclamación de muchos usuarios del proyecto, modernizar una interfaz anclada en el pasado aunque muy funcional. De ahí que el remozado conjunto de iconos que incluye la versión sea solo uno de los primeros pasos en mostrar que LibreOffice es un poyecto moderno y de futuro.

Si queréis utilizarla, lo mejor es aguardar a que vuestra distro la empaquete y la actualice desde los repositorios. Además, la edición recomendada sigue a ser la penúltima 4.4.5, que es la que está en un estado óptimo de maduración. Pero aún así, podéis encontraros los deb y rpm, así como las versiones para usar en Windows (ahora con soporte de 64 bits de Vista en adelante) o en OSX en los enlaces de descarga. Y si este resumen os parece corto, siempre podéis ver la lista completa de cambios de la fuente oficial (¡y traducida al castellano!).

Suscribirse
Notificarme las
guest
13 Comentarios
Los más recientes
Los más antiguos Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios