Pues eso digo yo, ¿porque eligisteis usar GNU Linux en vez Windows o iOS? Pues estoy seguro que algún motivo debe de existir ¿no?

Ya que en esta sociedad actual lo habitual es iniciarse en Windows ya que tiene una gran expansión de inicio indiferentemente del lugar o ciclo educativo, e incluso laboral.

Algunos cambian por motivos éticos, ya que es software libre y nos podemos asegurar de un desarrollo limpio y abierto que no atente contra nuestra privacidad o seguridad individual.

Otros por que les guste más, se adapte mejor a sus necesidades personales o laborales.

Se que cada uno tiene un motivo, por eso os invito a comentar aportando vuestro motivo y crear un artículo recopilatorio de todos estos motivos que nos unen en un mismo punto.

29 COMENTARIOS

  1. Empecé con Linux hace mucho tiempo por pura intuición y porque iba con mi personalidad. Aunque he de decir que soy un analfabeto de la informática y lo seré siempre. No es falsa modestia, es la verdad.

  2. empece usando gu/linux por necesidad , tengo una laptop pero esta corre tan solo a 1.50 GHz asi que se imaginaran el rendimento con windows , hacer un trabjo en word era un trabajo titanico pues se colgaba constantemente , ahora si queria hacer mas de una tarea al mismo tiempo el sistema casi cas se moria , he de decir que en ram no se quejaba mi maquina (6gb de memoria ram), asi que me vi en la necesidad de cambiar radicalmente,use ubuntu y wow el rendimiento fue mucho pero mucho mejor , se que mi maquina no es la mas rapidad pero con ubuntu almenos puedo trabajar almenos con 4 o 5 aplicaciones al mismo tiempo, siendo que con windows solo 2 y de manera apretada, amigos que distro e linux me recomiendan para sacarle el maximo probecho a mi equipo

  3. Un buen dia mi hija llegó hablando de Linux, especificamente de Ubuntu. Me picó la curiosidad, bajé la ISO (14?), sin tener la mas mínima idea la instalé en arranque dual (novato) en mi portatil y funcionó. Como?…no sé pero funciono. Me dediqué entonces a aprender y en este proceso encontré que esta distribución como Tails, que ya la estaba usando desde una memoria USB, eran descendientes directos de Debian. Lo busqué, lo instalé y fué amor a primera vista, No existe nada igual. Empecé con Debian 7, “una verdadera roca”, ahora uso Debian 9 y cada dia me gusta mas. Al usar GNU/Linux encontré la privacidad, la libertad, el respeto inherente al usuario que existe en el mundo de Linux, algo impensable en el mundo de Windows. Pude mantener mi informacion protegida con facilidad (LUKS), pude disfrutar por primera vez de la velocidad, fluidez y seguridad de un sistema operativo que que no se va descomponiendo y degradando paulatinamente como le pasa a Windows. Ahora mi HDD es algo organizado con una particion especifica para cada área del Sistema Operativo. Donde vivo, nadie conoce a GNU/Linux, soy uno en un millón en kilometros a la redonda y me he dedicado a promocionarlo y al software libre tambien. Windows va quedando cada vez mas lejos convirtiendose solo en un recuerdo

  4. Entre todos los beneficios creo que principalmente en mi caso es porque me gusta el hecho de que sea desarrollado por un conjunto de empresas que colaboran y compiten al mismo tiempo en lugar de ser una empresa. Eso tiene sus pros y contras por supuesto. De momento me agradan más los pros.

  5. En realidad eh usado GNU/linux poco más de 2 años (tenia 14) en los que he aprendido muchas cosas de la informatica.Cosas que no hubiese aprendido siendo un usuario de windows, enserio estuve usando ese sistema durante 4 años o mas y lo unico que habia apredido era descagar sofware pirata y justamente por eso me canbie a linux.
    Un buen me encontraba descargando sofware pirata en concreto un antivirus, un comentario me ilumino,”para que descargar un antivius pirata, si igual y el cracker le a de haber metido virus y hucos de seguridad” eso explicaba porque siempre tenía virus en mi PC y el antivirus nada que avisaba.

    Entonces me dije si no tengo dinero para pagar una licencia original y ya no quiero descagar software pirata comenze a buscar alternativas , como no necesitaba tanta “potencia ” de los programas de pago me bastaba con freeware como xp burner owps opffice, despues encontre a aplicaciones de sofware libre en mi pc
    solo de estas, pero seguia usando windows , era coma algo anti etico seguia teneniendo sofware pirata, windows pirata, entonces investige sobre un So alternativo me encontre con ubuntu y poco despues lo instale primero juno a windows y despues soloa ubuntu.
    desde ahi comenze a usar linux ahora uso slackware y deje a ubuntu

  6. Todo comenzó un dia que mi hija llegó hablando de Ubuntu (14?), usuario de Win7, me picó la curiosidad y sabiendo absolutamente nada lo instalé en arranque dual, tipo novato y funcionó. Ahora pienso que si ese dia hubiera fallado a lo mejor hubiera descartado el asunto. En mi vida habia visto algo similar, me dediqué a conocerlo y esa labor me di cuenta que el padre de Ubuntu, y muchas otras, es Debian, En ese momento era Debian 7, una verdadera roca y todo un referente en todos los aspectos. Fué amor a primera vista, que aumento cuando fuí conociendo todas la ventajas que ofrece en cuanto a seguridad y privacidad. Hoy uso Debian 9, en todos mis computadores y hgasta en un disco duro portátil, que mas puede pedir uno, y dia por dia Win solo queda en el recuerdo

  7. Yo soy reciente. En los últimos meses de 2013, cansado de problemas con w7 que me hacían formatear sin saber el motivo, buscaba alternativas. Conocía GNU/linux de una pequeña experiencia una Install Party de Ubuntu un par de años atrás… No sabía apenas nada aunque lo que leía sobre el mundo gnu/linux me atraía cada vez más…
    Estuve un par de meses viendo vídeos para migrar, problemas y decidiéndome sobre que distro instalar. Partía de la base de Ubuntu, pero me sedujo Linux Mint 16 recién salido del horno.
    No tengo formación académica en informática y el cambio, a pelo, borrando Win, fué toda una experiencia. Poco a poco vas leyendo e introduciéndote en ésto. Empecé con Mint 16, probé un Ubuntu con Unity, Debian 8, Manjaro y finalmente estoy con Mint 18.1…. Quiero probar Debian 9, pero me siento muy cómodo con Mint.

    Quise dar el salto por aprender, por ver más allá de Windows. Me atraía el concepto de comunidad, de software libre, de ausencia de virus, de necesidad de cracks y serials….
    Tengo una partición de Windows10 para jugar y apenas la arranco. A veces me planteo porqué uso gnu/linux pk todo lo que hago últimamente es más fácil hacerlo en Windows, pero al llegar al trabajo y ponerme delante del ordenador te das cuenta que no es lo mismo. Y eso que mi trabajo tiene poco que ver con informática.

  8. yo al principio, por falta de dinero, pero con el tiempo, y con muchisimas personas en el mundo de linux, y aqui en facebook, blogs, etc, empece a aficionarme a este sistema, al principio intentar usar programas en su version linux o lo mas parecido a sus versiones windows,pero con el tiempo y las ganas que tengas de usarlo , lo consigues, de hecho, llevo solo con linux, desde 2011.

  9. yo al principio, por falta de dinero, pero con el tiempo, y con muchisimas personas en el mundo de linux, y aqui en facebook, blogs, etc, empece a aficionarme a este sistema, al principio intentar usar programas en su version linux o lo mas parecido a sus versiones windows,pero con el tiempo y las ganas que tengas de usarlo , lo consigues, de hecho, llevo solo con linux, desde 2011.

  10. Buenas a todos. La verdad este artículo es un tema muy debatido ya por toda la red, esta muy visto, pero bien es cierto que siempre contestamos a él, jejeje. Yo con Linux he te muchas idas y venidas. Empecé con Ubuntu, ¿que raro, no?, jajaja, como todo dios prácticamente, si no recuerdo mal aún no existían las lts, lo instalaba junto a Windows y tarde o temprano se jodia todo, tiraba la toalla y con los años volvía de nuevo a Linux y de nuevo lo instalaba junto a Windows y más de lo mismo, tarde o temprano problemas y más problemas, probé también debían y más de lo mismo y tiraba la toalla de nuevo. El problema es que soy gamer y por eso lo instalaba junto a Windows. Pasan los años y de repente se puede jugar en Linux, ¿cooomooo?, dije esta es la mía y envié Windows 10 al carajo e instale únicamente Linux. Xubuntu 16.04 concretamente, una lts, luego la fase de distrohooping, probé de todo un poco , pero la verdad aunque me encantaría aprender Linux, tengo un trabajo, que antes no tenía y que ahora me absorbe tanto que no tengo tiempo ni de jugar. Ahora hay muchas distros que te lo dan todo echo y no tienes pq saber un carajo de Linux para desenvolverte, al final me segui quedando con xubuntu, tengo la 16.04 desde que salió y todavía tiene que llegar el día que tenga un problema, pq la fase de distrohooping la hice con un portátil aparte del sobremesa, así que he eliminado Windows por completo de mi vida, que ese era el problema principal de antaño, que los dos juntos acaban petando. Y puedo jugar sin problemas en Linux, como no tengo tiempo, no necesito jugar a lo último de echo me gasto 4 duros en algún buen juego y disfruto como un loco y aún no me lo creo, pero juego en Linux, fluido y bien y sin problema y a buenos juegos. Esta es la experiencia de un gamer con un pc gamer de gama alta con Linux. Saludos.

  11. Por ser desarrollador, comodidad y me gusta tratar bien a mi pc. Con windows, se activan procesos innecesarios, con linux, solo que se necesita, se usa.

    Y no prefiero, me gusta tanto Windows como Linux.

  12. Utilizo Linux porque soy desarrollador de aplicaciones web.
    En linux puedo montar la configuración que desee para tener un host local (servidor, base de datos y lenguajes) e instalar los IDE que quiera con pocos comandos. Eso también me permite adquirir y mejorar mis conocimientos si tengo que levantar algún servidor en producción, ya sea en la web o en una empresa.
    Me ha tocado trabajar con Windows Server en una empresa y debo decir que es bastante frustrante.
    Por otro lado, en experiencia, sobre la misma máquina (PC, notebook) linux tiene mejor rendimiento. Me gusta Windows 10, de hecho lo recomiendo a los usuarios medios de PC a pesar de que aún le queda camino, pero en mis máquinas linux vuela (uso Manjaro hace mucho tiempo); no existe ese “lag” al iniciar o apagar, o al abrir varias aplicaciones, todo se siente más fluido. Y si además le metes aplicaciones que no te coman la RAM (Firefox <3), olvidate, con 4GB o un poco más sos Gardel (frase argentina :D)

  13. Básicamente por libertad.
    cuando utilizo window, es como si estuviera en una caja donde aún siendo el administrador, me siento sofocado.

    siento que al estar navegando sobre alguna distribución de linux, puedo hacer lo que sea, como yo quiera. Quizá linux no es perfecto, pero me proporciona lo que necesito para mi uso personal y laboral.

  14. El primer contacto con GNU/Linux lo tuve hace cosa de 11 años con la distribución Debian Sarge, con el entorno gráfico Gnome ¿2.21?, que era la que venía instalada en algunos ordenadores públicos de una biblioteca municipal que tenía cercana.

    En aquél entonces estaba muy familiarizado con Windows 9x y con DOS (MS-DOS e IBM DOS) en otros ordenadores más antiguos que tenía en mi casa desde que era muy pequeño, de tal forma que no podías sacarme de esos sistemas operativos de ninguna forma.

    Cuando probé Debian Sarge, en primer lugar no sabía qué sistema operativo estaba tocando y mucho me costó darme cuenta que se trataba de una distribución GNU/Linux (al que entonces llamaba “Linux” por ignorancia y por desconocimiento de lo que eran las distribuciones de GNU/Linux). Hasta entonces tenía de GNU/Linux una imagen muy distinta a lo que estaban viendo mis ojos. Lo imaginaba más complejo de manejar

    Ese día tenía que terminar un par de monografías con ayuda de internet (que por aquél entonces sólo tenía en mi casa una conexión patatera por módem de 56000 baudios) y guardármelos en el disquete de 3,5″ que usaba para trabajos. Aluciné con la fluidez a la que iba el sistema y la respuesta inmediata que hacía el sistema a todo, incluyendo a la velocidad a la que cargaban las páginas en internet con el navegador Firefox a pesar de que el ordenador tenía unas características de hardware algo pobres para la época; supongo que la velocidad de internet ADSL que tenía lo compensaba.

    Esa fue la primera y última vez que toqué GNU/Linux hasta septiembre del 2008, cuando harto del Windows Vista Home Basic que venía preinstalado en mi entonces nuevo portátil, me dio el venazo de curiosear, y me vino inmediatamente a la cabeza aquella vez en la que probé por primera vez GNU/Linux. Empecé a documentarme un poco y, después de descubrir que entonces la distribución más popular era Ubuntu, me aventuré entonces a instalar Ubuntu 8.04 en mi equipo grabando la imagen descargada de la web en un DVD, y a instalar se ha dicho. No temía perder nada ya que antes había hecho una copia de seguridad de todos mis datos que tenía en el sistema con Vista, y sé que si no acababa convenciéndome, volvería a Windows. Por suerte, no fue así y la instalación salió bien aunque recuerdo haber tenido algunos problemas al principio para arrancar Windows Vista desde grub, pero todo bien al final.

    Si ya con Debian 3.1 estaba agradecido, Ubuntu 8.04 ya era para mí la gloria, y aún a día de hoy la considero la mejor versión de Ubuntu que he probado (si bien es cierto que llevo sin usarla desde la 11.04). Pero poco tardé en darme cuenta desde entonces que GNU/Linux no era sólo Debian, Ubuntu y Gnome, sino que todavía me quedaba mucho por descubrir. Así es como al final me fue atrayendo GNU/Linux, gracias en gran parte a mi curiosidad, y así fue como acabé cambiando de principios una vez que me documenté sobre qué era GNU, Linux y el software libre, dejando de lado poco a poco otros sistemas operativos y programas privativos a los que estuve acostumbrado hasta entonces.

    Durante ese tiempo en el que estuve usando Ubuntu como SO principal (2008-2011), también fui paralelamente probando otras distribuciones en otros equipos y máquinas virtuales, como Fedora, Debian mismo, OpenSuSE, Gentoo y Manjaro, este último estaba entonces aún en fase beta y me catapultó directamente a probar Arch Linux, que se convertiría inmediatamente en mi SO principal junto con Debian. Antes de eso, pasé por Kubuntu por un breve tiempo (2011-2013) como mi distro principal, siguiéndole entonces Debian y luego Arch Linux. Desde entonces hasta la actualidad son mis dos únicos sistemas de preferencia para uso cotidiano, manteniéndome en definitiva totalmente alejado de Windows.

    Me doy gracias a mí mismo de no haberme convertido en un distro hopper en ningún momento, porque siempre me he mantenido en la rama de Debian y en la rama de Arch durante el tiempo que estoy usando GNU/Linux como SO principal, aunque eso no ha quitado como he comentado antes a ir probando otras distribuciones cómodamente en máquinas virtuales. Sí que he ido sin embargo dando varios saltos entre distintos entornos de escritorio en mis distribuciones principales, ya que empecé con Gnome y, no muy contento con el paso a Gnome 3 ni con Unity en el caso de Ubuntu, acabé dando el salto a KDE y poco más tarde a Xfce y LXDE. También tuve una época muy corta en el que me dedicaba a usar únicamente WMs como i3 u otros más antiguos como fvwm2; pero rápidamente pasé de nuevo a usar Xfce y poco más tarde hasta la actualidad, Cinnamon. Tampoco ha impedido esto que haya ido probando otros entornos aunque no les haya dado el mismo uso que a los ya mencionados.

    ¿Por qué todo esto ha hecho que me acabe olvidando de otros sistemas operativos no libres con los que otrora estaba acostumbrado? Porque GNU/Linux, FreeBSD y otros SO libres me dan lo que otros sistemas operativos privativos no me dan: libertad para hacer lo que quiera con el sistema operativo, mayor seguridad, mayor estabilidad y poder tener el sistema bajo control con sólo lo que quiero que tenga. Aparte que me ha acabado gustando la idea de que el software se distribuya en paquetes de software —valga la redundancia— y en distintos repositorios, antes que ponerse a buscarlos uno a uno por la web.

    • Hola, te contradices a ti mismo, por una parte dices: Me doy gracias a mí mismo de no haberme convertido en un distro hopper en ningún momento, porque siempre me he mantenido en la rama de Debian y en la rama de Arch durante el tiempo que estoy usando GNU/Linux como SO principal

      Y por otra: Durante ese tiempo en el que estuve usando Ubuntu como SO principal (2008-2011), también fui paralelamente probando otras distribuciones en otros equipos y máquinas virtuales, como Fedora, Debian mismo, OpenSuSE, Gentoo y Manjaro

      Precisamente lo mas bonito de Linux, que yo le llamo asi, porque es como le llama la mayor parte del mundo mundial y por tanto creo que es asi lo correcto, por mucho que digan gnu/linux y si no le llamas asi es porque antes eras un ignorante y ahora no, pues no, le llamabas asi pq practicamente todo dios le llama asi y no por ellos eres un ignorante. Pero eso es otro debate y tan solo mi humilde opinion.

      A lo que iba, lo mas bonito de Linux es precisamente el Distrohopping, todos los linuxeros han practicado el Distrohopping, es con lo que mas aprendes y con lo que mas te diviertes, lo mejor es probar distros y distros y Distrohopping no necesariamente significa que tenga que ser totalmente diferentes, probar un ubuntu y despues un linux mint, es Distrohopping tambien y tu realizaste Distrohopping tambien, tal como bien indicas tu mismo, probando diferentes distros en su momento, precisamente el Distrohopping es el que te ayuda a encontrar tu distro, la cual nunca es definitiva, porque vuelves a practicar con el tiempo Distrohopping y eso es posible que te haga cambiar de distro, veras muy pocos linuxeros que lleven 20 años con la misma distro, los hay claro que si, pero pocos muy pocos.

      Saludos.

      • Hola,

        Yo no considero distrohopper a aquella persona que sólo ha estado cambiando entre dos o tres distribuciones y que ha ido usando regularmente cada una durante un largo tiempo. Distrohopper es más bien quien está cambiando entre muchas distribuciones distintas para uso regular con frecuencia, lo cual evidentemente tampoco tiene porqué ser algo malo, aunque eso ya es algo subjetivo y que también tiene mucho debate.

        Yo nunca me he considerado distrohopper debido a que son muy pocas las distribuciones con las que he ido trabajando regularmente en mi ordenador principal (Debian/Ubuntu y Arch Linux) y cada una de las distribuciones que he ido usando regularmente las he mantenido durante mucho tiempo en mi máquina principal. Las otras distros que he mencionado, como he comentado, sólo las he ido probando paralelamente bien en otras máquinas físicas a las que no les doy mucho uso (i.e. ordenadores de pruebas), o bien en máquinas virtuales, pero nunca les he dado un uso regular o cotidiano como para etiquetar a esta actividad como “distrohopping”, e igualmente he ido aprendiendo a través de ello.

        Cada uno tiene sus formas de aprender sobre GNU/Linux. Para mí la mejor vía para aprender es cacharreando sin miedo a cometer errores, independientemente de que estés probando una o mil distribuciones, aunque también cada una tiene su curva de aprendizaje. Defiendo de hecho que hayan muchas distribuciones, muchos sistemas de inicio y muchos entornos de escritorio o shells a elegir. Tampoco critico que cada usuario encuentre su distribución favorita a base de hacer distrohopping, pero como digo, para mí hay mejores métodos de aprendizaje sin necesidad de estar cada dos por tres cambiando de distribución en tu máquina principal.

        Un saludo.

  15. Uso Unix desde siempre, tanto en entornos profesiones como personales. De Xenix a Solaris, BSD y debian y arch en GNU/linux

  16. Aqui un poco de mi historia:

    Yo conocí GNU/Linux por un amigo, que me comentó que era lo que se usaba en Pentesting principalmente, y me dio por probarlo.

    Al principio tenia bastante miedo a estropear el ordenador si instalaba otro sistema operativo, y decidí lanzarme en máquinas virtuales para ver como se instalaba, probarlo un poco por encima, ver si se podía configurar, como se instalaban programas, etc.
    Yo era muy nuevo en todo eso, ni siquiera sabia como formatear un disco duro.

    Como distribución inicial, escogí Ubuntu, la única que conocía, y la que me recomendó mi amigo hace tiempo, ya que él la habia utilizado cuando todavía te enviaban los CDs de instalación por correo.

    La primera impresión fue:
    “Vale, ¿donde ****** está el panel de control aquí?

    Mi amigo ya me advirtió, de que era un sistema distinto y tendría que aprender a utilizarlo “casi desde cero”. Digo “casi” porque los conceptos básicos de manejo de un ordenador, ya los conoces, y con aprender a buscar en internet, te puedes manejar tú mismo por tu cuenta. Es más, estoy seguro de que aunque hubiera pasado de Windows a probar OS X, habría tenido que buscar como hacer ciertas cosas a las que ya estaba acostumbrado en Windows.

    Decidí que en cuanto me comprara el nuevo portatil le pondría GNU/Linux desde el primer dia, para “forzarme” a superar ese temor y aprender.

    Eso hice, el primer dia que obtuve mi portatil con Windows 8, le instalé Ubuntu Unity 14.04, que por aquel entonces era la LTS, y el tema de “estabilidad” me resultaba atrayente, aunque ya hubiera salido la versión 14.10.

    Para ser sincero, me enamoré del sistema. Es cierto que tenia algunos errores que tenia que solucionar por mi cuenta, pero la gran cantidad de información de la que disponia y verme poco a poco perdiendo ese temor a romper algo, me entusiasmaba.

    Pasé 8 meses en Ubuntu, hasta que leyendo un dia, me dieron ganas de probar Fedora.
    Ahi comenzó mi distrohopping.
    Ubuntu > Fedora > Mint > CentOS > Debian > Ubuntu GNOME > … ¡para! En Ubuntu GNOME, me quedé más tiempo, como 2 semanas más o menos, me gustaba muchísimo el estilo de GNOME Shell, el problema era que me consumia demasiado recurso en el portatil.

    Después de eso, leyendo por internet, descubrí una distribución que no disponia de instalador gráfico. Tenias que instalarla a mano, por terminal, comando por comando.

    Pensé: a que burro se le ocurriría hacer esa mier**, hay que estar muy loco y saber un montón para hacer todo eso.

    Arch Linux.

    Sin embargo, la curiosidad me podía. Por aquel entonces ya habia aprendido algunos comandos para administrar el sistema, y descubrí la wiki.

    Os lo prometo, jamás había visto tanta documentación, tan bien explicada y estructurada, en tantas traducciones a idiomas distintos en una distribución. Simplemente es una fuente de conocimiento.

    Leí como se instalaba, paso a paso. Intenté entenderlo, pero eso era chino para mi, así que decidí que en un rato libre que tuviera, probaría a instalarla. Arranqué VirtualBox.
    Crear particiones, formatearlas, montarlas, instalar paquete base y base-devel, crear el usuario, darle permisos de sudoer, instalar la interfaz gráfica, activarla para que arrancara al inicio… pero no funcionaba. Cuando reiniciaba, se quedaba la pantalla en negro.
    “¿¿Que put* mier** está pasando??”

    Volvia a comenzar. Pantalla en negro. Volvia a comenzar. Pantalla en negro.

    La wiki no especificaba en ningún momento que para que la interfaz gráfica funcionara en VirtualBox, era necesario instalar el paquete virtualbox-guest-modules-arch…
    Y ahi invertí mis 5 horas de tiempo en instalar una y otra vez el sistema.
    En cuanto arrancó la interfaz gráfica y vi la pantalla de login en la máquina virtual me embargó un orgullo descomunal. Funcionaba. Y lo había instalado yo.

    Estaba entusiasmado, me fui a dormir con una sonrisa en la cara, pensando “Mañana lo instalo directamente en el disco.”

    Debo admitir que después de la práctica que habia cogido el dia anterior, me manejaba con mucha más soltura, pero todavía tenia ese temor a poner mal un comando y fastidiarlo todo. Hice copia de seguridad de mis archivos importantes, por si acaso y comencé la instalación.

    A la primera. No hubo ningún problema durante la instalación. Ahi estaba, ejecutandose, mi primera experiencia con Arch Linux. Después de un tiempo manejandolo me surgieron necesidades, ya sabeis, programas que no están en los repositorios oficiales, y que tienes que buscar por internet. Acostumbrado a hacer esto en Ubuntu, imaginaba que tendría que existir algo como los PPA. Qué sorpresa me llevé al conocer AUR.

    “¿En serio? ¿No tengo que ir buscando PPA por internet para encontrar un paquete? ¿Está todo aquí? ¿¿Y puedo instalarlo con un comando, como si estuviera realmente en los repositorios oficiales??”

    Impresionante. Te bajaba el código fuente, te lo compilaba, empaquetaba e instalaba.
    Keep It Simple, Stupid!… Brillante.

    Y desde entonces, aquí sigo, se acabó el distrohopping, y creo que por mucho tiempo, por fin encontré un sistema que realmente funcionaba y te hacia aprender a tu propio ritmo.

    Puedo hacer lo que sea con GNU/Linux, y no tengo ninguna necesidad de volver a Windows en mis ordenadores personales. Para temas de trabajo en la oficina… es otra cosa. El hecho de que mi empresa haya hecho acuerdo con Movistar para utilizar un programa privativo que solo funciona en Windows para llamadas SIP con los clientes, es la única excusa por la que no puedo utilizar GNU/Linux en mi trabajo.

    Y la verdad… no me siento tan productivo en Windows.
    Creo que sencillamente, me he vuelto adicto a tantas facilidades en GNU/Linux.

    Si has llegado hasta aqui, gracias por tu tiempo. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí