A diferencia de un libro o el guión de una película, los videojuegos tienen el desafío de tener al jugador formando parte activa de la historia. Como el jugador evolucione e interactúe con los elementos y personajes o jugadores en el mundo que ha creado, depende completamente de cómo hayamos trasladado nuestra idea a las plataformas donde les daremos vida.

Por dónde empezar

Antes de delinear nuestro juego es necesario saber en cual plataforma podremos darle vida, bien sea como app para smartphone, instalador para pc, consola o un ligero browser. Puede parecer que empezamos al revés, pero al tener idea de los beneficios y limitaciones de cada plataforma nos ayudará definir las mecánicas a involucrarnos ahorrandonos horas de frustración. El popular juego Metal Gear dio origen al género sigilo a raíz de las limitaciones del sistema msx para tener más de 2 enemigos en pantalla, motivando a su creador a poner a prueba su genio.

Massive o single player

La ventaja de jugar online en forma masiva es una mayor interacción entre jugadores creando una comunidad ávida por título. Juegos como Fornite, League of Legends y Counter Strike:GO han atraído la atención de millones de jugadores, e incluso patrocinadores y casas de apuestas impulsando su popularidad, consolidando a la disciplina de los esports y demostrando que los videojuegos no son solo cosa de niños.

Pero no necesariamente debemos involucrar a centenares de jugadores en un mundo cambiante para crear un título digno de mención. Incluso jugar solo tiene sus ventajas para quienes solo deseen dejarse llevar por una historia cautivante tal como hacen las sagas de Final Fantasy y Silent Hill. Sin embargo, hay quienes saltan la norma, y la sencillez es la clave. Candy Crush Saga combina una mecánica sencilla como un puzzle con una historia tan pegajosa como los caramelos que vemos en pantalla. El sistema de rankings con nuestros contactos en redes sociales buscándose el primer lugar fue parte de la fórmula que le dio su éxito.

El lenguaje de tu universo

Teniendo claro en cual plataforma queremos que se desarrolle nuestra historia y a quienes queremos llegar, el lenguaje de programación nos ayudará a traducir nuestra idea en realidad. Los lenguajes de programación más utilizados para videojuegos son C++, Python, Javascript y HTML5 o Swift para Apple. Cada uno con sus particularidades y exigencias para aprenderlos, pero como regla de oro, entre más simple sea su sintaxis más fácilmente podremos programar. Por fortuna existen gran cantidad de tutoriales, y comunidades de programadores, que nos guiaran para usarlos.

Programar ¿solo o acompañado?

Se estima que lanzar un título indie cuesta desde 5000 dólares debido al número de expertos involucrados a tiempo completo, el coste de promoción y otros gastos asociados. Pero no dejemos que eso nos desanime. Títulos tan populares como five nights at freddys o Candle fueron diseñados prácticamente por una sola persona, pero si cuentas con un colaborador entusiasta, tus jornadas no serán tan largas.

Teniendo en claro donde podremos y como queremos crear nuestro universo, solo nos resta poner manos a la obra. Aunque la labor del diseñador de videojuegos sea una de las más arduas es una de las más gratificantes, al saber que alguien más estará disfrutando de nuestra creación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí