Recomendar o no recomendar Manjaro-Plasma 5, he ahí la cuestión.

Manjaro_2

Seguramente hayáis leído el post de Noel al principio de la semana, que hablaba de su experiencia usando Manjaro con el escritorio Plasma 5, y “me echaba la culpa” de ser yo quien se lo había recomendado. Y bueno, no voy a negarlo. Pero en que yo mismo probase Manjaro-KDE tiene en parte culpa él. Ya sabéis, aquí vamos saltando de distro en distro siguiendo las recomendaciones de la gente, sobre todo de gente en quien confiamos. Nos ha pasado a todos y por suerte o por desgracia, esta es solo una parada más en el distrohopping. O quizás no, eso solo el tiempo lo dirá.

En fin, que me enrollo yo solo y al final no voy al meollo del asunto. El caso es que me entró el gusanillo de probar Plasma 5. Las razones, por un lado uso bastantes aplicaciones de KDE (KDE connect, Kile (un editor LaTeX) u Okular (un visor PDF) por enumerar algunas). Y por otro, viendo unos screenshots me atrajo bastante, cosa que por ejemplo nunca lo hizo KDE 4. Muchos de los que lo usáis o usásteis podréis decirme lo que queráis, que si era muy personalizable, que si era muy elegante, que si no tenía rival en el panorama Linux. Pero es que siempre me pareció feo, y no hay vuelta de hoja. Y aunque es altamente personalizable, todas sus opciones en su momento me abrumaban un poco, por lo que nunca conseguí cogerle el punto pasados unos días.

Sin embargo Plasma 5 tenía algo. El sistema era bonito de origen, bien organizado y las opciones son muchas pero tampoco excesivas por el momento. Es la ventaja de probar Plasma 5 mientras está aún en construcción y no una versión tan terminada como KDE 4.10 o 4.12, que debió ser la que probé en su momento. Así que queriendo probar Plasma 5, y viniendo de distros deb, mi primera opción fue la lógica. Probar Kubuntu 15.04, una de las primeras distros generalistas en introducir Plasma 5. Y la primera pedrada, en la frente. Al salir de fábrica con Plasma 5.2, me vi obligado a tirar de backports para probar 5.3, la versión más actual. Y visto lo visto, seguramente para Plasma 5.4 (que está al caer) más de lo mismo. Y estaba con una versión de solo 9 meses de soporte, así que se le veía tempranito la caducidad.

Y en esas estamos cuando Noel me contó emocionado sus pruebas con Manjaro y XCFE. Manjaro era una distribución algo exótica para mi, pero de la que mi opinión formada sin probarla era positiva. Y al juntar los conceptos rolling release, enfocada a la facilidad de usuario, y con el sabor de Plasma 5 oficial, vi la luz. Era la distro perfecta para seguir con las pruebas. Y después de un testeo en una máquina virtual, me decidí a migrar mi portátil de Ubuntu 14.04 a Manjaro 0.8.13 Ascella, la misma edición que la de la imagen de portada.

Y que os voy a decir. Si he convencido a Noel (aunque he de decir que mucha resistencia no opuso 😉 ) es porque el resultado general es satisfactorio. Pero el título del post de hoy os ha avisado de un gran pero y aquí está. Tanto Manjaro como Plasma 5 están aún en construcción. Los esfuerzos actuales de los mantenedores de Manjaro están centrados en la versión 0.9, y con razón, ya que será el próximo lanzamiento grande de la distro. Hasta ahora, las subversiones de la 0.8 consisten en unas pocas mejoras (aunque necesarias y bien planteadas) y una actualización general de las imágenes para concordar con Arch Linux y con el upstream general de los paquetes que usan. Y en Plasma 5, más de lo mismo. Lo prioritario hoy es solucionar bugs mientras se traen nuevas características para Plasma 5.4 y las siguientes versiones. Y hay bugs. Muchos. Más de lo que me gustaría. De ahí que me resista no solo a recomendarla a diestro y siniestro, si no incluso a usarla en todos mis ordenadores. Si recordáis, cuando hice el artículo sobre I-Nex, lo aderecé con capturas de mi sobremesa, un pequeño pepino del que estoy muy orgulloso (quizás no es una buena frase para decir en alto). Y con Ubuntu 14.04 estaba y con él se va a quedar. Al menos de momento. Con pelearme con los bugs de uno en uno tengo suficiente por hoy. Y el portátil es un ordenador de apoyo para mí, con lo que puedo permitirme el lujo de probar a saco y directamente, sin máquinas virtuales ni nada.

Así que si ni para mí lo quiero al 100%, no puedo recomendarlo de forma general. Pero, y este artículo sobrepasa peros de forma cíclica, sigue a ser una distro genial, sobre todo para probar Plasma 5.

Sobre Kubuntu presenta varias ventajas claras y alguna desventaja extraña. Para empezar, ambos están llenos de los mismos bugs, ya que son responsabilidad casi en exclusiva de los chicos de KDE y no de los mantenedores. Pero en Kubuntu, con una base más estable, no aparecen otros problemas añadidos. Por ejemplo, en una actualización y un poco de mala suerte por mi parte, dejé Manjaro completamente inútil. Uno de los bugs repetidos es el hecho de que este no apaga el sistema cuando se lo mandas. Nada excesivamente molesto (raro un poco eso de mandarle apagar y que pase de ti) ya que con un sudo shutdown en una terminal lo mandas a dormir. Pero en una actualización de systemd y algo de prisa, apagué a machete el ordenador, impidiendo que systemd se configurase correctamente. Como mis conocimientos son ampliamente limitados en ese tema, no conseguí arreglarlo de forma efectiva, así que tocó reinstalar el sistema (lo sé, es muy triste, pero hay cosas en las que sigo trabajando y una de ellas es cogerle mejor el punto a partes clave del sistema). En Kubuntu, al no tocar en esas cosas tan frecuentemente, la probabilidad decae bastante de un error combinado de estas características.

Pero en otra banda, este sistema se actualiza más y más rápido, y eso se nota cuando trabajas con software en beta como es el estado actual de Plasma 5. Además, mientras Kubuntu se ha decidido por una imagen vainilla de Plasma 5, en Manjaro se han atrevido con un tema propio (Maia) el cual está muy pero que muy bien resuelto y es una de las mejores sorpresas de la distro. Otro de los puntos fuertes para mí, ha sido la introducción de Octopi, un gestor de Pacman escrito en Qt y muy parecido en funciones a Synaptic, en vez de Muon. Y es que Octopi no será tan atractivo como un centro de software, pero es mucho más intuitivo en la búsqueda de paquetes y tiene todas las funciones centralizadas, de forma que es él mismo el encargado de las actualizaciones del sistema. En Kubuntu, por un lado tenemos el gestor Muon y por otro el de actualizaciones de Muon, que pese a lo que se pueda pensar, no son lo mismo (el gestor de actualizaciones funciona un poco independientemente del de software, al menos de cara al usuario) y no funciona tan bien y automáticamente como Octopi. Al fin y al cabo, los que se pasan actualizando todos los días son los de Manjaro, algo sabrán 😉 .

Así que está mejor resuelto gráficamente y mejora el tema de actualizaciones de software. Solo por esas razones debería ser suficiente para decantarse, pero aquí es donde Manjaro recuerda su origen en Arch Linux y se saca de la manga una herramienta tan rara como poderosa, Yaourt. Y es que no hay como este segundo gestor de paquetes junto con Pacman para tener todo el software que quieras instalado. Seguro que todos sabéis que si existe algún programa, el que sea, seguramente exista en AUR. Y la forma de gestionarlo con Yaourt (y desde el mismo Octopi) hace que la gestión de paquetes externos (generalmente privativos como Dropbox o Spotify, u otros como Telegram) sea muchísimo más rápida y sencilla que los PPA de Ubuntu y familia. Y es mucho decir, que los PPA son una de las herramientas más sencillas para gestionar repositorios extra. Pero Yaourt y AUR se han revelado para mí en otro nivel.

Así que Manjaro, por sus propias características, ha resultado ser una opción muy buena para hacer lo que quería, que era probar Plasma 5. Si tu quieres hacer lo mismo, pruébala. Seguro que no te decepciona. Pero si no quieres complicarte, prueba otra cosa. Una buena candidata es Manjaro XCFE, con las ventajas de Manjaro y mucho más estable. A mí XCFE me parece algo espartano, pero ahí ya es cuestión de los gustos de cada uno. Lo cierto es que funciona muy bien y es lo que cuenta (y es mucho más bonito que XCFE vainilla, eso también hay que decirlo). Y si realmente no quieres complicarte con nada, sigue en Ubuntu. Al fin y al cabo, si es una de las distros más usada (o la más) es por algo.

Y este artículo no va sobre recomendar o no Manjaro KDE al final. Como véis, no es algo que pueda hacer en plan si o no. Pero si os gusta cacharrear y colaborar con algo en construcción, es una de las mejores hoy en día. Una comunidad volcada, un desarrollo continuo y una buena base son sus apuestas en firme para lograr un hueco en el emporio de las distros. Y en mi opinión, va por muy buen camino.

Y por último, si la he comparado con Kubuntu es por mi experiencia personal directa en ambas. Probablemente podría incluír aquí otras, como Netrunner o la propia Arch Linux con Plasma 5, pero soy de los que opino que si no sabes por ti mismo, no lo incluyas. Pero si vosotros lo habéis probado, os animo a compartir la experiencia. A lo mejor conseguís que siga saltando a una próxima parada en el tren del distrohopping. Como todos sabéis, una de las mejores cosas de Linux es que tiene muchas paradas y muy atractivas.

21
Deja una respuesta

avatar
13 Hilos de comentario
8 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más caliente
10 Autores de comentarios
basilioRecomendar o no recomendar Manjaro-Plasma 5, he...AstorthManuelgustavo Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
Los más recientes Los más antiguos Más votados
Notificarme las
trackback

[…] Seguramente hayáis leído el post de Noel al principio de la semana, que hablaba de su experiencia usando Manjaro con el escritorio Plasma 5, y "me echab  […]

basilio
Invitado
basilio

pues yo hace aproximadamente cambie de ubuntu gnome a manjaro con plasma y la verdad estoy encantado, en ubuntu venia recibiendo un mensaje de algun problema regularmente y al final ya no queria batallar para actualizar a la siguente version, esto en mi equipo del trabajo, una laptop dell latitude e5440, y hasta ahora no he tenido ningun problema, salvo los tipicos problemas de instalar cosas que no deberia solo por probar, en mi pc de casa tenia igual ubuntu gnome y decidi cambiarlo tambien a manjaro pues era lo mismo, mensaje de error y enviar reporte de fallos que de vez en cuando lo hacia por equivocacion, espero ver como evoluciona todo esto en mi equipo personal, ya que aun me falta probar cosas con wine y playonlinux ya saben para eso del liberar el stress
aunque hay algo que me llamo la atencion, tengo los mismos temas y configuarciones en la terminal pero los colores que muestra la laptop me han gustado mas en mi pc son mas intensos, posiblemente sea porque tengo una grafica nvidia dedicada pero es lo unico, estoy muy contento con la decision de haberme cambiado

Noel
Admin

Excelentes cambio y gran opinión basilio, el grupo de Manjaro crece 😉

trackback

[…] Seguramente hayáis leído el post de Noel al principio de la semana, que hablaba de su experiencia usando Manjaro con el escritorio Plasma 5, y "me echaba la…  […]

Astorth
Invitado
Astorth

Manjaro es de lo mejor en derivada de arch,su modelo semi rolling le da una gran estabilidad,la comunidad y su wiki son muy buenas, tiene una versión comunitaria x cada escritorio q existe y una net para construirte tu mismo la distrito.

Noel
Admin

Una gran verdad, Manjaro se merece la posición y popularidad que esta obteniendo ^^

Manuel
Invitado
Manuel

Manjaro es una distribución cuasi-perfecta y KDE 5 muy bueno, aunque he encontrado algunos bugs como que de repente no carga el controlador de wifi. Otra cosa aun no logro acostumbrarme a los paquetes de Arch Linux, no se que paquetes utiliza, (ej. Ubuntu .deb o OpenSuse .rpm) y quería instalar rstudio y solo esta en .deb y .rpm no se que hacer, de ahí en más me convence demasiado

Noel
Admin

Si haces una búsqueda rápida desde el navegador con “rstudia archlinux” veras los pasos a seguir en Manjaro ^^

Suscríbete gratis

Suscríbete gratis

Recibe las últimas noticias y novedades de LiGNUx en tu email.
Sin publicidad, sin Spam.

Gracias por suscribirte a LiGNUx.