Copyright_copyleftSeguro que todos aquí conocéis las licencias de copyright gracias a los denodados esfuerzos de la industria por defender su propiedad intelectual. Y seguro que vosotros lectores conocéis una de las licencias libres más comunes, el copyleft, creado como oposición y estandarte del software libre por el propio Richard Stallman.

Entonces la pregunta es, ¿ todos los proyectos de software libre tienen licencias copyleft (GNU/GPL en sus varias versiones)? Pues la respuesta es que el software en sí si, pero el proyecto suele registrar una parte pequeña pero muy importante, el nombre y el icono del mismo. Esto se hace para garantizar que aunque sea un proyecto comunitario cuyos resultados puede utilizarlos quien quiera como quiera, nadie suplante al proyecto o distribuya forks sin que el usuario final sepa si es el proyecto original o un fork del mismo.

Además, viviendo como vivimos en un sistema con el capital como bandera, si estos nombres no estuviesen convenientemente registrados cualquier otra empresa o particular podría hacerlo, con lo cual esa “marca” correspondería a otro, pudiendo arriesgarnos a que una empresa, por poner un ejemplo, registrase como propiedad suya un nombre como Linux, Gnome o Debian. Siendo estas comunidades de desarrolladores apoyados por fundaciones o soportados enteramente por la comunidad como es el caso de Debian, enzarzarse en un juicio por quien es el legítimo dueño del nombre en cuestión supondría una pérdida de tiempo y dinero muy necesario, así como un problema en el caso en que se perdiese, ya que seguramente implicaría un cambio de nombre por parte del proyecto de software.

Sobre este tema ha ido la polémica reciente sobre Groupon vs Gnome, en la que la empresa quiso registrar como propios los nombres de Gnome y algunos relacionados al proyecto, para mas inri para usarlos como nombres de tecnologías implementadas mediante software privativo. Viendo la Fundación Gnome que esto podía suponer un menoscabo de su imagen al relacionarla con software privativo, pidió la colaboración por medio de donaciones de la comunidad para reunir suficientes fondos como para hacer frente a un proceso judicial. Por suerte, Groupon ha terminado cediendo y buscará un acuerdo o cambiará los nombres a sus tecnologías. De no estar Gnome registrado desde hace tanto tiempo (incluso desde antes de que exista la empresa Groupon) esto podría haber tenido otro desenlace, y probablemente la Fundación Gnome sería la que tendría que buscarse nuevos nombres.

Esto no es nuevo en nuestro mundo. Si os interesa el tema, buscad más sobre los navegadores derivados de Firefox como son Iceweasel, donde detrás de la aparición de este fork se esconden razones de marca y uso de licencias de copyright sobre la misma. La propia Mozilla tuvo que cambiar varias veces el nombre de Firefox hasta llegar al original por culpa de marcas registradas.

Desde mi punto de vista, este uso de la licencia de copyright por parte del software libre es aceptable teniendo en cuenta el mundo en el que vivimos, pero me gustaría que estos pudiesen ser libres de procedimientos de registro de la misma forma que su código es libre de modificación.

 

Deja una respuesta

avatar
  Suscribirse  
Notificarme las