kubuntuHace un par de días salió la primera Alfa de Ubuntu 15.10 y familia. Esto no pasaría de anécdota. Ya sabéis, una nota en la que se informa de unos cambios mayores o menores (esta alfa no sale muy completa aún, teniendo en cuenta que Plasma 5.4 no sale hasta agosto). Sin embargo, el acento especial lo pone la última frase de un párrafo que va cargado de significación. En esta imagen se ve el original:

kubuntu-futuro-inciertoLa traducción es muy sencilla: “El equipo de Kubuntu está comprometido a lanzar 15.10 en Octubre. Actualizaciones, correcciones de bugs y lanzamientos futuros son hoy inciertos “.  La interpretación ya no tanto, esta frase se refiere a que el equipo detrás de Kubuntu tiene pensado trabajar hasta sacar la versión 15.10, pero a partir de ahí no hay nada seguro, ni con el mantenimiento de la propia versión, ni con el lanzamiento de próximas versiones.

Una frase así en medio de un lanzamiento de una de las distros más usadas da como mínimo para terremoto en la comunidad completa de GNU/Linux. Pero desgraciadamente, no es algo que no se viese venir. Tal y como cuentan en MuyLinux, el mal rollo viene de lejos. Y se ha recrudecido desde que el Ubuntu Community Council, que es uno de los órganos gestores de Ubuntu pidió en medio de una escalada de acusaciones sin precedentes la dimisión de Jonathan Riddell en mayo de este año de su cargo como líder de Kubuntu. Hace pocos días este al final dimitió, pero con el parece que se va a ir toda la comunidad actual de Kubuntu. Y esto abre un escenario preocupante para los usuarios (entre los que me incluyo). Y es que cual va a ser el futuro de Kubuntu.

Para empezar, recordemos que los sabores oficiales de Ubuntu no son agregar simplemente el escritorio de turno reemplazando Gnome/Unity, si no adecuar completamente este a las particularidades de la distro. Así, si bien puedes instalar KDE en Ubuntu con un par de comandos, lo cierto es que la experiencia completa se consigue utilizando los paquetes específicos de Kubuntu para que todo se integre y vaya como la seda. Además, con KDE en proceso de migración de Plasma 4 a Plasma 5, Kubuntu tomó un papel de punta de lanza clara al ser de las primeras en lanzar una versión estable (aunque fuese una intermedia de bajo soporte como es 15.04) con Plasma 5.2 por defecto. Todo ese trabajo se puede ir más o menos al garete después de este aviso. Y se abren varios escenarios posibles.

Por un lado, es casi seguro que devolverán la marca Kubuntu a Canonical en caso de romperse (porque de hecho, ya es propiedad de Canonical). Y Canonical tendrá que ver si mantiene o no este sabor. De no hacerlo, dejará en la estacada a muchos usuarios fieles a esta distro, pero con un equipo tan pequeño, tan centrado en la versión móvil de Ubuntu y en Unity 8, es difícil que Kubuntu se volviese embarcar en un proyecto tan ambicioso como ser la primera distro grande en adoptar Plasma 5. Con lo cual Kubuntu seguiría, pero no tendríamos claro a que precio.

Por otro lado, la comunidad desarrolladora de Kubuntu debería recalar en otras aguas. Por ahí se especulan cosas, como que trabajasen en Linux Mint KDE, cosa que no creo muy probable, que abriesen otra distro (basada en Ubuntu o no) o lo que creo que sería lo que acabaría pasando, que se integren completamente en Netrunner. ¿Y por qué? Pues porque el patrocinador tanto de Kubuntu como de Netrunner (y quien paga entre otros el salario de Jonathan Riddell) es Blue Systems, una empresa alemana muy ligada al desarrollo de Qt.

Eso en el caso de que al final las diferencias de las que hemos hablado hagan imposible una reconciliación. En otro caso, pues que mejor que las cosas sigan como estaban, que Kubuntu tenga su lugar de preeminencia en la familia Ubuntu y que acaben lanzando una excelente Kubuntu 16.04 LTS a la que aguardo con impaciencia. Además, a ambos les interesa que todo siga igual. Teniendo en cuenta que Unity 8 y Phone se desarrollan sobre Qt, que mejor que ambos se entiendan y nos traigan un escenario futuro de colaboración. En GNU/Linux, lo que parece seguro que nos sobran son enfados y orgullos.

12
Deja una respuesta

avatar
10 Hilos de comentario
2 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más caliente
8 Autores de comentarios
Comentario en ¿Será Kubuntu 15.10...Por: canorioss | VPS, Linux y otras Hierbas... ...canoriosscanoriosschencho9000 Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
Los más recientes Los más antiguos Más votados
Notificarme las
trackback

[…] […] KDE Neon.Los usuarios de Kubuntu, sin duda, os estaréis preguntando, ¿pero no es lo mismo que usar Kubuntu LTS con los backports activados? […]  […]

trackback

[…] KDE Neon.Los usuarios de Kubuntu, sin duda, os estaréis preguntando, ¿pero no es lo mismo que usar Kubuntu LTS con los backports activados?  […]

canorioss
Invitado
canorioss

KDE Neon utilizará como base Ubuntu LTS y por encima irá el entorno de escritorio, actualizado siempre a su última versión estable. ¿A quién le suena esto?

Los usuarios de Kubuntu, sin duda, os estaréis preguntando, ¿pero no es lo mismo que usar Kubuntu LTS con los backports activados? Pues sí, básicamente, solo que con otro nombre; aunque al frente de la iniciativa está Jonathan Riddell, el líder de Kubuntu hasta el pasado octubre.

http://www.muylinux.com/2016/02/02/kde-neon

canorioss
Invitado
canorioss

KDE Neon.

Los usuarios de Kubuntu, sin duda, os estaréis preguntando, ¿pero no es lo mismo que usar Kubuntu LTS con los backports activados? Pues sí, básicamente, solo que con otro nombre; aunque al frente de la iniciativa está Jonathan Riddell, el líder de Kubuntu hasta el pasado octubre.
Neon utilizará como base Ubuntu LTS y por encima irá el entorno de escritorio, actualizado siempre a su última versión estable. ¿A quién le suena esto?

http://www.muylinux.com/2016/02/02/kde-neon

Lucho
Invitado
Lucho

Kubuntu sin duda es una buena distro, pero yo que la he probado, no me ha dado la suficiente estabilidad y solidez que requiero para dejar definitivamente Windows.