Hoy voy con un artículo de opinión sobre una publicación que leí el otro día en xatakamovil sobre Telegram, el cual resumiré un poco para poneros en contexto.

Para empezar todos sabemos y las políticas de privacidad de Telegram o garantizan y es que esta aplicación de mensajería se basa en la privacidad y el anonimato, lo cual viene a significar que nadie vigila nuestra conversaciones y estas se pueden cifrar para que solo el emisor y el receptor sepan lo que se envía, lo cual desde mi punto de vista esta genial, ya que no somos ganado como en Facebook por ejemplo, donde todo lo que hacemos esta registrado y queda constancia de cada click y pagina que vemos.

Telegrambug

Pues el caso es que diversos medios de prensa están atacando a Telegram por no actuar frente sus usuarios que difunden apología al terrorismo (matizando básicamente en el ISIS), ya que al parecer tienen canales y perfiles en esta aplicación de mensajería, mientras que Telegram se defiende basándose en sus políticas de uso y privacidad.

Punto donde cabe destacar que Telegram reporta desde hace algo más de un año todos los canales cerrados relacionados con esta temática que cierra, pero claro, los grupo privados.. son otro cantar ya que al ser privados un usuario normal no puede acceder y con la política de privacidad de Telegram ellos tampoco.

Todo esto llego al extremo cuando se hablo de que ademas de Canales y grupos también existían bots para incitar y promover el terrorismo, indicando incluso que fue usado para diversos atentados y otros que no se llevaron acabo, pero destacando sobre todo que esta difusión se hace en cerrado por grupos de Telegram, no en abierto.

Por el momento además de bannear los canales y perfiles abiertos en su aplicación que promueven estas ideologías, van a crear un canal de Telegram llamado ISIS Watch, donde se irán notificando de todas las cuentas, canales, grupos y bots relacionados con la temática que se cierren.

Pero claro, esto no frena ni bloquea todo lo que se habla de forma privada, ya sea en grupos cerrados o chats privados.

Por otro lado desde el canal podemos encontrar información para reportar actividades sospechosos y según el último mensaje de ISIS Watch ya han sido cerrados 105 bots y canales, siendo ya un total de 2118 en tan solo el mes de diciembre.

Con lo que llegamos al gran dilema..

Privacidad y anonimato o control y vigilancia

Este es el dilema de Telegram, que por el momento sigue apostando por su filosofía de privacidad y anonimato personal, pero cargándose a cualquiera que detecten en abierto haciendo apología sobre el terrorismo.

Yo no estoy de acuerdo con la vulnerabilidad de los derechos de privacidad, pero tampoco con el terrorismo, lo cual creo que nos deja a todos con un duro dilema, combatir como Telegram desde los canales y grupos abiertos o ser como las demás y vigilar a todos para detectar y suprimir todo lo que no es legal por así decirlo.

Pero claro, esto tiene sus pros y contras, si se vigila adiós al anonimato, existirá una censura de mano de una corporación donde borrarían todo lo que ellos no quieren que veas o se comente pero existirá un control sobre todo lo que pasa y no existiría nada sobre terrorismo, pornografía, violencia, etc y todo lo que ellos consideren inadecuado, de esta forma nos olvidamos de la privacidad por completo.

¿Y tu que opinas?

Suscribirse
Notificarme las
guest
6 Comentarios
Los más recientes
Los más antiguos Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios