UbuntuGnome1Ubuntu GNOME Edition podría no recibir una versión LTS por una razón bastante sencilla: el equipo de desarrollo se está reduciendo cada día que pasa. Es la última distribución en llegar a la familia de Ubuntu, pero resulta que para la próxima versión, Ubuntu GNOME 14.04 puede que no tenga la condición LTS, crear un sistema operativo es difícil y al no haber suficientes empleados podría no lanzarse.

Como sabemos las versiones LTS de Ubuntu se lanzan cada 2 años con soporte para 5 años, al margen de los avances que se produzcan en ese ciclo, plasmados en entregas posteriores, hace falta personal para mantener el soporte, del cual carecen según publicó el equipo en Google+. El equipo solicitó la ayuda de comunidad para ver si es posible conseguir más personas que se comprometan a participar entre 3 y 5 años. Estas son las posiciones disponibles:

  • Un controlador de errores que detecte y clasifique los errores de Ubuntu GNOME
  • Algunas personas que ayuden a corregir errores
  • Personas que ayuden a desarrollar los PPAs.

Si quieres ayudar, deberías ponerte en contacto con el equipo de desarrollo. Algunos usuarios no corporativos prefieren las distribuciones con soporte extendido, porque prefieren la comodidad y estabilidad para mantener prescindiendo de lo último y sin necesidad de estar actualizando o instalando cada 6 meses, si al final Ubuntu GNOME 14.04 no consigue la condición de LTS, sería un chasco tanto para el proyecto como para los usuarios fieles de GNOME como ésta servidora que os informa, esperemos que ésto no llegue a suceder.

Información extraída de GENBETA y SOFTPEDIA

11 COMENTARIOS

  1. Pues para mi, que no sea lts, es un buen problema, ya no he instalado ni 13.04 ni 13.10, por no ser lts, de hecho uso 12.10, que aunque no sea lts, tiene más duración que las anteriores mencionadas, y el 12.10 acaba en abril de 2014, justo cuando sale la 14.04, y la verdad no tengo ganas de volver a 12.04, porque ya me dio problemillas (las 12.10, también por algun kernel, en parte grafica de intel), pero ahora va como la seda, y volver a la 12.04, aun teniendo soporte de 5 años, me parece un error (a lo mejor ando equivocado), ¿que me queda por hacer? volver a Windows, que no se sabe que van a hacer… pasarme a Mint, que depende de Ubuntu, en fin… la cosa esta negra…..

    • Hola Albano, pues yo sigo en la 12.04 ya que es la más estable para mi equipo, si es que te has cansado de Ubuntu siempre tienes Debian, y bueno también decirte que Elementary OS Luna es muy bonito aunque está basada en Ubuntu pero es muy estable, a parte también está Serv OS basado en CentOS, o Manjaro basado en Arch y bueno es que hay infinidad de distribuciones, pero a Windows volver nuncaaaa!!!! eso es lo último que hacer jajajaa

  2. no veo el problema por unity o lo que sea, si desde los repositorios pueden instalar otros entornos graficos, xface, fluxbox, openbox, pueden utilizar ubunty e instalar gnome o utilizar debian y utilizar kde.

  3. La verdad es que Unity ha hecho perder bastantes seguidores a Ubuntu. Yo me pasé a lubuntu y he seguido sin problemas.
    Un saludo a toda la comunidad ubuntera.

    • Antonio en si Unity no tiene que ser un problema, piensa que unity surgió hace poco y es algo nuevo, pero si ubuntu ya hubiese nacido usando ese escritorio no abría dado tanto que hablar y debate, y solo surgió esta polémica por que se crearon uno propio lo cual es 100% respetable y bueno para la comunidad.

  4. Ciertamente gnome 3 no triunfo mucho y todos querían versiones anteriores. Personalmente no creo que unity (escritorio que a mi me gusta) sea un motivo para odiar ubuntu, ya que siempre puedes utilizar sus derivadas: kubuntu, lubuntu… así que dudo que sea una crisis a nivel general.

  5. Lo que sucede es que gnome desde su version 3, se ha convertido en algo que muy pocos querían, yo sinceramente veo que todos huyen despavoridos, a la fuerza Unity aun usa cosas gnome, pero pronto ya incorporará sus propias apps, yo veo un furo negro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí