Novena2Hace unos meses os hablé de Project Novena, el primer portátil de autoconstrucción y Open Source, pasado este tiempo casi ha triplicado la financiación colectiva necesaria para su fabricación, se necesitaban 250.000 dólares y se han conseguido 701.000.

Su desarrollador es Andrew “Bunnie” Huang, conocido por destripar la Xbox o por la creación del famoso dispositivo Chumby. Novena está dirigido a desarrolladores, ingenieros, hackers y usuarios con muchas ganas de experimentar y aprender sobre esta plataforma abierta de hardware. Novena se entrega como placa individual, como AIO añadiendo el usuario monitor y periféricos, y como ordenador portátil en dos variantes, la premium con chasis de madera y aluminio. Aunque su precio no es nada asequible ya que la placa costará 500$, el AIO 1.195$ y los portátiles suben a 2.000 y 5.000 dólares. Para más información se puede visitar Novena Crowd Supply.

Novena1

Novena está basado en una arquitectura ARM con micro quad-core de Freescale y su diseño es para usuarios que deseen construir una máquina de código abierto por completo. En la página oficial del proyecto se pueden encontrar todos sus componentes, la documentación y los planos necesarios para quien se quiera animar a trabajar un poco con la electrónica.

Fuente: MuyComputer.

4
Deja una respuesta

avatar
2 Hilos de comentario
2 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más caliente
2 Autores de comentarios
dalmemailJessica SuárezBitacoras.com Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
Los más recientes Los más antiguos Más votados
Notificarme las
dalmemail
Miembro

Guay pero me haré un portatil pi, se me va del presupuesto….

Jessica Suárez
Invitado

Espera a mañana, jijiji igual ves algo más asequible xD

dalmemail
Miembro

eso espero.. una plaquita x86 de 5€ para revender con amaya os jeje

trackback

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Hace unos meses os hablé de Project Novena, el primer portátil de autoconstrucción y Open Source, pasado este tiempo casi ha triplicado la financiación colectiva necesaria para su fabricación, se necesitaban 250.000 dól…