¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? ¿Sueñan las computadoras con un
lenguaje universal? Las grandes ideas se fundamentan en preguntas retóricas, en
juegos de palabras que, en ocasiones, parecen no conducir a nada. Y, sin embargo, nos
hacen pensar.

Alrededor de la cotidiana pérdida de información existente en la comunicación entre
máquinas se gestó AsyncAPI. Fran Méndez, su fundador, se hizo esa pregunta y de ahí
surgió la necesidad de llenar un vacío, el de la facilitación del entendimiento entre
máquinas. ¿Un traductor infalible? ¿Un esperanto? No exactamente.

AsyncAPI se plantea como la llave maestra que permite la estandarización de la
comunicación entre máquinas. Este proyecto, desde un planteamiento netamente
horizontal y abierto, está decidido a revolucionar el mundo de las APIs. ¿Cómo? A
través del desarrollo de un lenguaje de mensajería asincrónica dentro de la
arquitectura de eventos (EDA). El objetivo del proyecto, como refleja su web, es “hacer
que las APIs asincrónicas sean tan exitosas y maduras como las API REST”. Este sistema
de programación cubre un campo inexplorado hasta el momento.

Su popularidad no ha parado de crecer de manera exponencial desde sus inicios, una
última encuesta sobre iniciativas del sector la sitúa como la especificación de
crecimiento más rápido dentro de este ámbito. Asimismo, ha sabido recabar apoyos de
referentes internacionales del sector como Slack o Postman, con la que se asocia en
diciembre de 2020.

Fundamentado en la transparencia que le otorga ser un proyecto de código abierto,
Asyncapi se financia con el talento y las contribuciones voluntarias de una comunidad
de desarrolladoras y desarrolladores que creen en el proyecto y contribuyen a su
evolución.

En su tentativa de profundizar y asegurar el carácter democrático de sus decisiones la
iniciativa acaba de dar el gran paso de emprender su integración con la Fundación
Linux. De este modo se defiende la posición de los usuarios, auténticos protagonistas
en los que reside la soberanía frente a cualquier interferencia de intereses privados.
Aunque por las propias características del proyecto se desconoce el número de
usuarias y usuarios que trabajan con AsyncAPI, somos conocedoras del nombre de
algunas empresas que la utilizan como son Adidas, PayPal, Salesforce o SAP, entre
otras.

El actual objetivo que aborda el proyecto es multiplicar su comunidad en un 400% en
los próximos 5 años, posicionándose así como la iniciativa número uno del mundo para
definir cualquier tipo de API. Esto será más sencillo y factible ahora que se aloja bajo el
paraguas del gobierno libre.

*Artículo enviado enviado por Barbaño González de AsyncAPI para nuestra comunidad ^^

Suscribirse
Notificarme las
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios