Cuando pensamos en NSA y seguridad, instantáneamente imaginamos que se vulnera “la privacidad” utilizando algún método vía Internet. Un artículo publicado en The New York Times afirma que la Agencia estadounidense podría acceder a 100.000 computadoras mediante ondas de radio, es decir, sin necesidad que estén conectadas a Internet.nsaEl programa, cuyo nombre clave es Quantum, funciona de manera “muy sencilla”: “Insertando discretamente unos pequeños circuitos y tarjetas USB que pueden crear unos canales de ondas de radio secretos, los cuales llegan a una estación del tamaño de un maletín que podría estar a millas de distancia“.

En la mayoría de los casos el hardware de radiofrecuencia debe ser insertado físicamente por un espía, un fabricante o inconscientemente por un usuario. Se informa que el software de la NSA también puede crear una autopista digital para el lanzamiento de ataques cibernéticos.

‘The New York Times’ recuerda que cuando los piratas informáticos chinos han colocado supuestamente un software similar en los sistemas informáticos de las empresas o las agencias gubernamentales estadounidenses, los funcionarios de EE.UU. han protestado, a menudo a nivel presidencial.

Lo que es nuevo aquí es la escala y la sofisticación de la capacidad de la agencia de inteligencia (NSA) para entrar en ordenadores y redes a las que nadie ha tenido acceso antes“, lamenta James Andrew Lewis, experto en seguridad cibernética del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington. Andrew Lewis considera que esa capacidad para penetrar en otros sistemas instalando un software y usando las frecuencias de radio “abrió a los EE.UU. una ventana que no tenía antes.

Uno de los objetivos más frecuentes del Gobierno estadounidense sería el Ejército de la República de China, al cual acusan de infiltrarse en objetivos industriales y militares americanos para robar secretos o temas de propiedad intelectual.

Otros objetivos serían las redes militares rusas, sistemas utilizados por la policía mexicana y los cárteles de la droga, instituciones de comercio dentro de la Unión Europea e incluso aliados como Arabia Saudita. Como vemos, “la realidad supera la ficción” y el Gobierno estadounidense estaría utilizando su tecnología espía para tener controlados la mayoría de los países del planeta.

Deja una respuesta

avatar
  Suscribirse  
Notificarme las